Mi Realidad de Tinta

Libre (Patrick Ness)

Libre, Patrick Ness

Release Autoconclusivo
Nube de tinta 2017 320 págs.
Goodreads

Una nueva novela del aclamado autor de Un monstruo viene a verme. 

Es sábado, es verano y, aunque todavía no lo sabe, todo en la vida de Adam Thorn está a punto de desmoronarse. Quizá logre encontrar su liberación al fin. Pero no tiene mucho tiempo, porque algo extraordinario y perturbador ha despertado en los confines del lago y se ha puesto en marcha.

La novela más personal y tierna de Patrick Ness. 



«Quizá resulta que el corazón nunca acaba de romperse, una vez roto, pensó. Quizá sigue latiendo hasta que te lo rompen otra vez, y aun así continúa con su latir.»

Sin sospecharlo, en un típico día de finalesde verano, Adam Thorn ha comenzado a vivir el día más complejo de su vida. Se aproximan cambios y revelaciones con cada una de sus relaciones personales —sus padres, su hermano, su mejor amiga, su pareja, su jefe y ex— al mismo tiempo que una reina unida a un espíritu recorre el pueblo seguida de un fauno. Patrick Ness llega con una historia muy personal en la que la sexualidad, el autoestima y la incapacidad de liberarse de los prejuicios impuestos por quienes nos rodean son el eje central.

Adam Thorn es hijo de unos padres muy religiosos —líderes de una congregación que no tiene demasiados fondos—, hermano menor del chico dorado que estudia en un colegio evangélico y que tiene una novia perfecta, y cada día se siente más afixiado con las pequeñas diferencias que sus padres aplican con él. Lo estricto de sus horarios, los castigos más severos, los comentarios y sermones dedicados a él. Porque Adam no es el "futuro predicador" que sus padres deseaban y ellos han sabido desde hace mucho que hay algo mal con él : Adam es gay. Y aunque ese hecho no es algo abiertamente reconocido, es un hecho que todos parecen saber pero nadie desea mencionar.

Nunca pierdas la oportunidad de besar a alguien. No hay cosa dse la que uno se arrepienta más.

De ahí el alivio a verlo pasando tiempo con su mejor amiga Angela, la mejor amiga que fue quien le hizo reconocerlo en primer lugar. La chica que se ha convertido en su familia casi adoptándolo en la suya de padres más liberales, la que aborrece las etiquetas, a pesar de que Adam entiende que definirse a sí mismo es más que una etiqueta, es en realidad un mapa de su identidad. El problema es que hoy es el día en que Angela le ha dicho que pasará el último año de instituto en Holanda con su tía. Pero para eso falta una semana, hoy hay una despedida más importante: la de Enzo. Enzo el chico que Adam todavía quiere, Enzo con quien mantuvo una relación de 16 meses y que luego le rompió el corazón al quitarle seriedad a todos los momentos compartidos. Enzo que le mintió con sus caricias. Enzo que se muda a la otra costa del país y que tiene a Adam confundido.

Porque Adam tiene a Linus, Linus a quien quiere. Linus a quien quiere querer. Linus que usa sus palabras y su cuerpo para decirle todo lo que Enzo no decía. Pero hay algo que mantiene preso a Adam y que podría arruinar esta relación que le hace tan feliz. ¿Algo más para completar el día? Oh, sí, el hermano prodigio le anuncia que será padre —y UPS no con su novia— rompiendo el delicado equilibrio de negación de su familia y su jefe —constante acosador— le ha insinuado que perderá su trabajo si no acuesta con él, porque ¿quién creería que el chiquillo homosexual no lo provocó?

—¿Yo siempre soy gay?
—En todos los universos posibles.
—Vale, lo pillo. ¿Y tú siempre eres bajita?
—Salvo en los universos en los que soy Beyoncé.
—Bueno, en ciertos universos, todos somos Beyoncé.

Adam está confuso y nada mejora cuando su propio hermano le dice que el amor que él ha sentido es menos válido porque sólo es un adolescente. ¿Y qué pasa si su padre tiene razón y hay algo más con él? ¿Si el resto del mundo es el que está en lo correcto y él equivocado? ¿Si Enzo lo engañó así, será que tal vez no merece ese amor? Patrick Ness convierte esta historia en una verdadera introspección de su identidad y sentimientos y una de mis cosas favoritas es que a diferencia de otras novelas juveniles, aquí no hay eufemismos ni intentos de hacer el tema mpas ligero con comentarios divertidos, el sexo se menciona abiertamente, Adam no se corta al hablar de lo que siente, Angela es siempre el apoyo incondicional y Linus es exactamente lo que el protagonista necesita.

Y en medio de todas estas revelaciones y momentos difíciles que, recordemos, transcurren en medio de 24 horas, tenemos un componente de fantasía que podría acabar con el mundo, con una historia que si bien muestra la ya conocida capacidad narrativa y creativa de Ness, sentí que no acabó de encajar en la historia, con el espíritu de una chica que fue asesinada, una reina mágica que se fusuinó con ella y el fauno que intenta salvarla antes de que sea demasiado tarde para todos.

Era muchísimo más fácil ser objeto de amor que tener que llevar a cabo la complicada tarea de amar.

En general creo que Libre es una historia hermosa y muy bien contada, pero de la que me hubiera gustado ver más porque se siente casi como un fragmento de un todo más grande que no se nos permite conocer. Por eso y porque aunque la reina fue interesante no ¿encajó? exactamente le puse sólo las 4 estrellas, pero creo que es un libro que recomiendo y recomendaré mucho, porque creo que puede abrir algunos ojos, mentes y corazones, y porque simplemente Adam se ganó mi corazón.


Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones


ReleaseRelease

Hello, friends! Si todavía están por aquí les cuento que me cambié de casa a principios de mes y no tengo conexión a internet :(( y no sé hasta cuando seguiré así, así que intentaré de algún modo publicar, aunque no sé qué tan probable sea :(

Fin de guardia (Stephen King)

Fin de guardia, Stephen King

End of Watch Bill Hodges #3
Plaza & Janés 2017 518 págs.
Goodreads

Al detective retirado Hodges, que dirige una agencia de investigación privada con Holly, le diagnostican un cáncer de páncreas: le quedan meses de vida. En ese momento Hodges investiga una serie de suicidios recientes con un punto en común: todos los fallecidos tuvieron relación con Brady Hartsfield, el tristemente famoso Mercedes, que hace años planeó volar una sala de conciertos de rock llena de adolescentes.

Hodges y Holly dejaron al asesino en estado vegetativo del que no se ha recuperado. Sin embargo, el médico del hospital ha estado suministrando a Brady drogas experimentales que han supuesto que adquiera nuevos poderes, incluida la capacidad de mover objetos pequeños con la mente y de entrar en los cuerpos de ciertas personas vulnerables a su control. Desde su cama Brady ha ideado una aplicación del videojuego Zappit. En cuanto tiene al usuario bajo control, usa la aplicación para dominar su mente y arrastrarlo al suicidio. Sus objetivos son los mismos adolescentes que escaparon de la muerte, pero en realidad quiere atraer a Hodges al juego y vengarse. No sabe que está a punto de morir.

El final de la historia iniciada en Mr. Mercedes ya está aquí y spoiler alert: es mi favorito en la trilogía. Brady está de vuelta y ha venido a cerrar el ciclo —y a acabar con Hodge— con nuevas e inesperadas habilidades, con un King que se aleja un poco de la novela policial para regresar al terror en el que se encuentra más cómodo.

Hablemos primero de la trilogía en general. Mr. Mercedes era un libro nuevo para King porque no se parecía a nada con lo que hubiera experimentado antes, y aunque a muchos logró conquistarlos con el misterio policial, yo me vi más bien decepcionada con una historia que partía con una escena que nos transmitía la desesperación de las personas haciendo fila para conseguir un mal trabajo y que son atacadas por un conductor que se da a la fuga y eventualmente se perdía en las divagaciones de uno de los protagonistas menos carismáticos/interesantes creados por el autor. Se supone que esta es la trilogía de Bill Hodges, pero sinceramente Bill es lo que menos me importó hasta llegar a este tercer libro.

En Quien pierde paga la cosa mejora un poco con una historia que si bien recuerda a Misery, tiene a unos personajes que la convierten en algo nuevo. Aquí Hodges no aparece sino hasta la mitad del libro —e incluso ahí no tiene demasiada relevancia en los sucesos— con la ventaja de que trae consigo a Holly, la detective que es uno de los mejores personajes en la trilogía. La verdad es que en general Hodges no es demasiado aporte a las investigaciones, o sea, nunca está directamente involucrado en la resolución de las cosas y sus procesos deductivos son bastante randoms y convenientes, pero al llegar al final del libro dos King nos regala una escena brillante: Brady —el Mercedes— en el hospital donde está en un estado casi vegetativo, con Hodges visitándolo porque sospecha que no es así, molestándolo con sus comentarios y al irse terminamos con alguien que está siendo controlada por él y OMG IS BACK TO SUPERNATURAL.

Es así —con un protagonista que no gusta mucho y dos historias con una conexión un tanto floja y que no se sienten tanto como parte de una serie— como llegamos a Fin de guardia (uno de mis libros más esperados para este año). Algo extraño ha estado ocurriendo últimamente con la gente; un juego ha aparecido —uno del que nadie tiene una idea exacta de su procedencia— y es extremadamente adictivo para quienes comienzan a jugarlo. Todo sería normal si no fuera porque ese juego es lo único que se encuentra fuera de lugar en la escena de un suicidio vinculado con el accidente del Mercedes, llamando la atención de Hodge y Holly, hasta que eventualmente este juego los guía a Brady, algo que debería ser imposible con su estado actual.

Resultado de imagen para mr mercedes
¡Ahora estoy lista para ver la serie!

Brady es el malo a ese que amamos odiar. El que sólo desea matar por matar, que deseaba vengarse de los chicos en ese concierto, que atropelló sin remordimientos a un grupo de personas y luego usó su crimen para tentar a Hodges lejos de su retiro. El odio y el deseo de venganza no lo han abandonado en todo este tiempo —es más, probablemente solo han crecido y ahora no solo quiere a Hodges y sus amigos, sino a toda la ciudad—, y ahora que los experimentos de su médico le han dado poderes telekinéticos es virtualmente imposible de detener. El problema es que hay algo que desconoce, el detective tiene cáncer y no le quedan más que un par de meses de vida, por lo que todo se convierte en una especie de carrera por intentar llegar al final.

Fin de guardia es un libro divertido, que engancha desde el primer capítulo y mantiene la atención hasta el final. Probablemente el hecho de que Hodges vaya a morir es un factor para que al fin se ganara un poco de empatía de mi parte y se volviera más interesante. Las reflexiones sobre cuándo es el momento de dejar ir algo son fuertes a lo largo de la historia, e internet ha especulado sobre el hecho de que el detective y sus pensamientos sean un reflejo del mismo King y su propia carrera como autor (siempre ha dicho que escribirá hasta que no pueda más, pero que eso no significa que siga siendo publicado, algo que podría suceder en un futuro próximo si este libro y su predecesor son realmente un mensaje oculto).

Más allá del simbolismo personal que pueda tener la novela, el hecho de agregar un hecho sobrenatural le devuelve a la historia esa chispa que se extrañó en sus predecesoras —porque el estilo de escritura es el mismo, la narración siempre ha sido King— y que nos mantiene al borde del sillón en cada parte de la historia, intentando descubrir qué está ocurriendo, cuál será el destino de Hodges, los cambios en Holly y Jerome y cómo se han visto influenciados por el protagonista, y nos dejan con un final algo agridulce y que deja con varias interpretaciones al lector.

Fin de guardia es un sólido final para una trilogía que fue siempre subiendo el nivel y que a pesar de no estar necesariamente vinculada —sinceramente el segundo libro podría ser saltado y no se perdería nada importante en la historia— le da una nueva interpretación como un todo, volviendo a un King que describe hechos paranormales como si realmente fueran posibles y con un villano que se volvió un personaje más interesante que el propio protagonista.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones

End of Watch (Bill Hodges Trilogy, #3)Пост сдал (Bill Hodges Trilogy, #3)Valve lõpp  (Bill Hodges´i triloogia, #3)Sista vakten (Bill Hodges Trilogy, #3)

Happy November! No puedo creer que ya nos queden sólo dos meses del año, 
H O W?

La daga (Philip Pullman)

La daga, Philip Pullman

The Subtle Knife La materia oscura #2
Roca 2017 (Re-ed) 320 págs.
Goodreads

«¿Qué es? ¿Amigo o enemigo?»

«Es un asesino.»


Cuando el camino de Will se cruza con el de Lyra, el rumbo de sus vidas cambia para siempre. Will necesita descubrir la verdad sobre la desaparición de su padre. Para ello, iniciará un sorprendente viaje en el que se trasladará a una nueva dimensión, y conocerá a una extraña niña, Lyra. También ella tiene un objetivo que cumplir, juntos unirán sus esfuerzos para consumir sus destinos.

Pero el mundo en el que se encuentran, Cittàgazze, es un inquietante y misterioso lugar donde les espera uno de los secretos mejor guardados, un objeto por el que muchos matarían.


«Me propongo averiguar por qué la gente de mi mundo odia el Polvo, las Sombras, quiero decir, o la materia oscura. Quieren destruirla porque creen que es mala. En cambio yo opino que la maldad se manifiesta en sus actos. Yo los he visto actuar.»

Me gustaría conocer a la persona que decidió que La materia oscura era una serie infantil y preguntarle ¿por qué? ¿Debido a que los protagonistas son niños? ¿Por el componente de fantasía que incluye a brujas, osos que hablan, y ahora espectros y ángeles? ¿Porque sólo los niños amarían la idea de tener a un compañero tan tuyo que alejarte de él sería incluso doloroso? ¿Porque a un adulto no le gustaría enfrentarse a los dilemas morales propuestos por el autor? Porque si algo me queda claro es que para mí este libro tiene de infantil poco y nada, y es más bien una historia compleja y estupendamente construída que no deja de mostrar nuevos matices. Ojo con los spoilers inevitables del primer libro.

La brújula dorada fue un comienzo fantástico que nos llevó en una aventura a través del Oxford y el mundo de Lyra Belacqua, la chica huérfana que se crió entre licenciados en un college y que en su camino a rescatar a Lord Asriel y uno de sus amigos, capturados y atrapados en el helado norte. Durante su accidentado viaje se hace con los amigos más insólitos: un grupo de giptanos, un oso acorazado, unas brujas, el dueño de un globo aeroestático y otros niños... y también con un par de enemigos, entre los que se encuentra su propia madre —¡Que no estaba muerta!—, la señora Coulter y todos sus aliados empeñados en impedir que Lord Asriel sepa más sobre el Polvo.

Aquel chico poseía virtudes ciertamente útiles, como la capacidad para localizar comida o mostrarle la forma de llegar a Oxford, pero podía haber sido un cobarde o un tipo indigno de confianza. Un homicida, en cambio, constituía una compañía digna.

Pero La daga nos lleva a un nuevo nivel de fantasía: La existencia de un multiverso. Aunque algo se nos adelantó al final del primer libro cuando Lord Asriel logra llegar a esa otra ciudad que se ubicaba sobre la aurora al traicionar a Lyra —su hija CHAN CHAN CHAAAN (this family is the woooorst)— y asesinar a su amigo. Aquí descubrimos que este lugar no es el único que existe, sino que hay varias realidades de un mismo lugar, y los eventos ocurridos al final de LBD crearon un caos que se está extendiendo, generando ventanas entre los distintos mundos y acercandonos a una guerra épica para la que nadie está preparado.

Resultado de imagen para his dark materials fanartAunque Iorek —mi favorito del libro anterior— esté más bien ausente en este segundo tomo, tenemos a un nuevo personaje que brilla desde el comienzo, Will, un niño de nuestro universo que está huyendo de unos hombres extraños que están buscando un estuche que su madre ha mantenido oculto desde la desaparición de su padre. La madre de Will no es normal y él lo sabe, sus enemigos parecen estar dentro de su cabeza y eso ha hecho que él deba cuidarla, pero ahora que las amenazas son más reales parece ser que su madre no esté tan lejos de la realidad como creía. En el primer capítulo vemos a Will convertirse en asesino y luego huír a otro universo, donde será inevitable su encuentro y amistad con la pequeña Lyra.

¿Pero donde estamos ahora? En un lugar nada común: Cittagazze, una ciudad sin adultos donde todo parece abandonado recientemente, los niños no tienen daimonions, los gatos parecen ser una mala señal, hay enemigos que sólo atacan a los mayores —razón por la que ya no quedan muchos— y hay un arma oculta que personas de otros mundos quieren, la daga sutil. Si la vez anterior estuvimos en el mundo de Lyra donde ella claramente lo sabía todo, aquí la vemos sufrir un poco con el hecho de no tener idea de cómo manejar las diferencias presentes. Lyra nunca ha cocinado porque siempre ha tenido criados, es Will quien le muestra cómo hacerlo una vez que se conocen. En el mundo de Will las cosas son incluso más difíciles si les sumas los autos o las diferentes tecnologías, pero ella no es Lyra Lenguadeplata por nada, y sigue demostrando su ingenio a cada paso que da, aunque deba enfrentarse a personas que no le desean el bien.

 En el curso de los meses siguientes, Will tomó conciencia de que los enemigos de su madre no existían en el mundo exterior, sino solo en su mente. Sin embargo, no por ello eran menos reales ni menos imponentes y peligrosos; al constrario, aquello exigía extremar las precauciones para cuidar de ella.

Imagen relacionada
LA ODIOOOO
Lee Scoresby —el dueño del globo a quien perdimos luego del ataque de las brujas en el fin de LBD— y Serafina Pekkala —la reina de las brujas que ayudó a nuestra protagonista— toman un rol más importante en la historia también. Serafina sabe algo que la señora Coulter desconoce sobre Lyra, y sabe que debe ayudar a la niña junto al resto de sus hermanas, lo que la lleva al mismo sitio en el que ahora se encuentra Lyra y nos permite conocer a los espectros y los ángeles, ambas partes que se agregan a esta futura guerra. Por su parte Lee emprende su propio viaje intentando ayudar a Lyra, recolectando información sobre los planes que tenía Lord Asriel y que nos va dando piezas del rompecabezas que Asriel dejó atrás.

Este segundo libro también da una leve sensación de caos al no tener sólo a Lyra como narradora ni división en partes para marcar los sucesos importantes. Vamos saltando de Will, a Serafina, a Lee, a Lyra y luego revuelto, por lo que muchas veces quedamos en medio de algo para ver la acción que está ocurriendo en otro lugar. Pantalaimon sigue siendo genialoso porque la idea de los daimonions es lo más original de esto, y es interesante ver cómo el miedo de primero encontrar gente sin daimonions en estos otros mundos pase a la seguridad de Lyra de creer que eso significa que estas otras personas tienen a sus daimonions en el interior, y por eso no se han convertido en zombis como los niños a los que la señora Coulter estaba "amputando".

—¿Quién eres? —inquirió por fin la mujer.
—Lyra Lengua...
—No, ¿de dónde eres? ¿Qué eres? ¿Cómo sabes todo eso?
Lyra exhaló un suspiro de fastidio; había olvidado cuán tortuosos se mostraban en ocaciones los licenciados. Les costaba asimilar la verdad, mientras que con una mentira enrendían la cuestión con mayor rapidez.


Nuestro mundo también se ve involucrado en esto con un par de nuevos personajes, que nos muestra una explicación un poquito más técnica de lo que es "la materia oscura", llevándonos a un lado científico que en el mundo de Lyra está reprimido por los religiosos, de esta forma, la historia nos habla de dilemas morales, filosóficos y teológicos mientras vivimos una aventura descubriendo nuevos lugares y personas junto a unos niños. Mi parte favorita de la daga es sin duda la amistad que se crea entre Lyra y Will, especialemente lo empeñada que está Lyra en no fallarle al chico e intentar ayudarle a descubrir la verdad sobre su padre, luego de haber traicionado sin querer a Roger.

Debo reconocer que temí por los narradores durante todo el libro y Pullman volvió a hacerme sufrir cuando menos lo esperaba así que lo odio un poquito. El final nuevamente es un cliffhanger que deja frustrado y con todas las ganas de leer el descenlace en "El catalejo lacado". ¡Me encantan los libros infantiles que en realidad no lo son! Oh, iba a mencionar igual que me encantan las portadas de esta reedición de la serie —que nosotros tenemos disponible en tapa dura— porque sabemos que el momento en que entendemos el título de un libro es genial, pero ¿el momento en que logras vincular cada imagen individual con la historia? Es incluso mejor.

Gracias a Penguin Random House por el ejemplar

Otras ediciones

The Subtle Knife (His Dark Materials, #2)The Subtle Knife (His Dark Materials, #2)The Subtle Knife (His Dark Materials, #2)Dokonalý nůž (Jeho temné esence, #2)


¡Me encantó La daga! Tal vez incluso un poquito más que La brújula dorada, mi gran problema ahora es que no tengo el tercer libro y díganme ustedes ¿cómo sobrevivo a esta incertidumbre? 😱